Domingo Benvenuto, presidente de la primera Comisión de Fomento

Por Cristian W. Celis y Paola Simonini  

Los pueblos conservan en sus plazas, monumentos, calles, escuelas y otros espacios públicos los nombres de militares, sacerdotes, políticos, comerciantes o hechos históricos. En el caso de Leones, también está presente el apellido de toda una familia que dejó huellas en los orígenes de la población: los Benvenuto.

Domingo Benvenuto es uno de los pioneros de esta Ciudad. Destacado comerciante, fue uno de los primeros propietarios de tierras en el pueblo y la región. A su vez, presidió la primera Comisión de Fomento, fundó una de las más prestigiosas casas de ramos generales de la zona, presidió la Sociedad Italiana y acompañó distintas comisiones de las primeras instituciones locales.

Junto a otros vecinos, Domingo Benvenuto impulsó entidades que fueron configurando la historia local, tanto del ámbito económico como del social, cultural y religioso. Durante muchos años, su apellido designó al parque donde hoy se levanta la ESCBA. En la actualidad, los nombres de sus hijos aún siguen identificando algunas calles del sector oeste y del barrio La Fortuna como Teodolinda, Leonardo y Atilio.

Impronta italiana

Domingo Benvenuto nació en el norte de Italia en 1859 y, tras arribar a la Argentina, se instaló en Rosario, donde comenzó a desempeñar una exitosa actividad dedicada a la importación y exportación de mercaderías, carros, arados y máquinas agrícolas. Tiempo después, llegó a Leones como proveedor del Ferrocarril Central Argentino (FCCA).

Por entonces, se ocupaba de proveer a la empresa ferroviaria de alambres y postes para delimitar los terrenos donde iban extendiéndose las vías. Benvenuto tenía la licitación para cubrir el tramo entre Cañada de Gómez y Bell Ville. Como retribución, la firma FCCA le otorgó cerca de 10 mil hectáreas en Leones destinadas a ser colonizadas, según el testimonio de Roberto Lozano en Génesis. (1)

Hacia fines del siglo XIX, Benvenuto ya era un reconocido comerciante del Sudeste cordobés que mantenía fuertes vínculos con Rosario, de donde provenía. Casado con Leticia Minetti, una dama de la elite rosarina, tuvo tres hijos: Teodolinda, Leonardo y Atilio. (2)

Casa Benvenuto, 1925. Colección De los Santos.

En 1892, fundó la casa de ramos generales y empresa cerealera que llevó su apellido durante décadas. Su sede estaba en la esquina de boulevard Colón y General Paz, un lugar donde los colonos compraban artículos para el hogar y elementos destinados al trabajo en el campo. Según Lozano, muchos abonaban las compras con sus cosechas.

En 1909, la firma inauguró un lujoso edificio de dos plantas, cuya fisonomía seguía los lineamientos de las tendencias arquitectónicas de principios del siglo XX, orientadas por el art noveau y la Belle Époque. Tenía sucursales en Marcos Juárez, Noetinger y San Marcos, entre otras localidades. En 1929, la empresa adquirió el primer elevador de cereales del pueblo, con desvío ferroviario para cargas.

El 10 de octubre de 1938, cinco años después de la muerte de Domingo, el negocio fue vendido a sus gerentes José Maurer y Enrique Rolando, pasando a llamarse Maurer-Rolando SRL. (3) Con los años, la edificación recibió varias modificaciones, incluyendo la demolición de su planta alta.

Presidente de la Comisión de Fomento

Domingo Benvenuto se destacó por su participación en la vida del pueblo en el que construyó gran parte de su capital. Por entonces, su posición económica le otorgaba distinción y reconocimiento ante el poder político, especialmente en el caso de los gobiernos conservadores. A eso se les sumaban sus vínculos con la élite rosarina.

Esta posición social y económica se cristalizó especialmente a fines del siglo XIX y en los primeros años del XX. Por entonces, Leones era una pequeña villa con cerca de 1.100 habitantes, rodeada de colonias agrícolas cuya población ascendía a más de tres mil vecinos, en su mayoría inmigrantes italianos propietarios de tierras (4).

Si bien en 1894 Benvenuto presidió la comisión pro-templo y entre 1896 y 1902 se convirtió en el segundo presidente de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos “Patria y Trabajo” de Leones (5), su máxima distinción dentro de la historia local la obtuvo al ser designado presidente de la primera Comisión de Fomento del pueblo.

Domingo Benvenuto era una de las voces de esa sociedad, que aún no elegía sus autoridades por voto secreto y obligatorio y carecía de muchos derechos sociales, económicos y culturales de la actualidad. Su palabra era escuchada, respetada y ejercida, una posibilidad que, por entonces, no disponía cualquier ciudadano.

En 1895, al solicitar la creación de una Comisión de Fomento y un Juzgado de Paz, 83 vecinos de Leones enviaron un listado al Jefe político del Departamento Marcos Juárez, Juan González, con los nombres de “los vecinos más caracterizados de esta villa”, los cuales constituían “el núcleo más sano de esta población”, según los firmantes.

Las personas propuestas para el Juzgado de Paz eran Pedro Echenique, Martín Villarruel y Fernando Igoillo. Para la Comisión de Fomento, Juan Canale, Eugenio Rampini, Genaro Lanzara, Domingo Benvenuto, José Jano y Saturio Izquierdo. Llama la atención la ausencia de Diógenes Hernández en este documento. (6)

El 11 de septiembre, González envió al Gobierno la propuesta definitiva: “A juicio del que suscribe, los señores Domingo Benvenuto, Juan Canale y Saturio Izquierdo son de los seis indicados los de más representación en aquel pueblo por su posición social y comercial”. El 17 de septiembre de 1895, el Gobierno aprobó la creación de la comisión y designó a Benvenuto como presidente, acompañado de Izquierdo (secretario) y Canale (tesorero). El Juzgado de Paz surgió después. En julio de 1896, Benvenuto renunció y fue reemplazado por Izquierdo.

Entre otros hechos destacados, Domingo Benvenuto también aparece en un telegrama de 1921 dirigido al Gobierno de Córdoba en el que un grupo de vecinos y comerciantes agradecen la acción de los soldados del escuadrón de seguridad ante un levantamiento de obreros rurales, que derivó en la muerte de dos trabajadores y un soldado tras algunos tiroteos por reclamos de mejores condiciones laborales.

En la misiva, los firmantes destacaban la acción de los soldados, “quienes lucharon muy valerosamente para garantizar el orden, secundando así los altos propósitos de ese gobierno para que no sea un mito el respeto a los grandes preceptos de nuestra constitución”. (7)

La Villa Benvenuto

En su artículo “El uso del espacio público” (Caminos y pueblos, 2018), la historiadora Margarita Mollar describe con detalles la fuerte presencia de este comerciante y de integrantes de su familia en el nomenclador de Leones, especialmente en el Ensanche Oeste. Esto queda evidenciado al observar el plano L46, presentado por Domingo Benvenuto en 1926.

Plano L46. Margarita Mollar.

El documento ayuda a comprender la influencia de este pionero en los orígenes de Leones y permite observar la permanencia de su apellido en el espacio público. Por un lado, su figura aparece destacada en la Villa Benvenuto, un sector ubicado al oeste del centro del pueblo, donde el comerciante tenía varias parcelas de tierra. Por otro lado, algunas calles de esa villa son identificadas con palabras que remiten al origen italiano del propietario o, incluso, a su apellido y a los nombres de sus hijos.

El plano L46 fue aprobado por Catastro en noviembre de 1926. En él se puede ver el sector de tierras que este comerciante tenía en el oeste de Leones y que habían sido puestas a la venta a través de su casa de ramos generales. El conjunto de manzanas y parcelas mesuradas y enumeradas aparecía bajo el nombre de Villa Benvenuto, un sector aún no integrado totalmente al ejido urbano de esos años.

En ese sentido, Mollar asegura:

Resulta llamativa e interesante tal inscripción pues nos alienta a hipotetizar que se iban formando villas o caseríos independientes, especialmente al no encontrarse asentado explícitamente, en una ordenanza o decreto, el haber sido incorporadas dentro del ejido urbano y legalmente reconocidas como barrios del municipio. (8)

Otro aspecto curioso son los nombres de las arterias de la Villa Benvenuto. Según la historiadora local, dentro de ese sector, se observan calles denominadas Benvenuto (actualmente solo sigue llamándose así en el barrio La Fortuna; en el resto de la ciudad se denomina Almirante Brown), Italia, Dante Alighieri y Garibaldi. También aparecen los nombres de sus hijos: Teodolinda, Leonardo y Atilio.

En base al plano citado, interpretamos que la Villa Benvenuto abarcaba un espacio comprendido entre las actuales San José/Teodolinda (este), las vías del ferrocarril (sur), 17 de Octubre (oeste) y la Ruta nacional Nro. 9 (norte), ocupando la mayor parte del sector oeste de lo que actualmente constituye el ejido de Leones.

Dentro de esa zona, durante gran parte del siglo XX, también existió el Parque o Plaza Benvenuto, donde actualmente se encuentra el edificio de la escuela ESCBA. En 1942, en ese lugar, quedó inaugurado un Parque Infantil. Según Margarita Mollar, el predio también era utilizado como campo de ejercicios físicos y para las prácticas de los clubes de ciclismo Atenas Cycles Club y el Leones Cycles Club. (9)

Domingo Benvenuto falleció el 30 de agosto de 1933 en Rosario. Desde esa ciudad, este destacado comerciante de origen italiano había comenzado a forjar una posición social y económica que terminó de consolidar en Leones, donde aún varias calles y espacios públicos lo recuerdan.

Notas, fuentes y bibliografía

(1) Mollar, Margarita y Ghione de Fauro, Marta (2009). Génesis: reconstrucción histórica del proceso de organización institucional de Leones, con retratos culturales. Las primeras intendencias 1916-1930, pp. 162-163. Córdoba: el autor.

(2) Ibíd

(3) Maurer-Rolando SRL. https://www.maurerrolando.com.ar/historia/ [Consulta: 20 de septiembre de 2022]

(4) Los datos son mencionados en la documentación sobre la creación de la primera Comisión de Fomento. Archivo Histórico de la provincia de Córdoba, Gobierno 2 (1895). Tomo 15, fojas 208-218, “Creación de la Comisión Municipal de Fomento de Leones”.

(5) Núñez, Marta (1980). Leones en el pasado y presente, pp. 51-56. Córdoba: Offset Nis.

Suplemento de Nuevo Día, 22 de julio de 2004.

(6) Archivo Histórico de la provincia de Córdoba, Gobierno 2 (1895). Tomo 15, fojas 208-218, “Creación de la Comisión Municipal de Fomento de Leones”.

Núñez, Marta (1980). Op. cit.

(7) La Voz del Interior, 19 de febrero de 1921.

(8) Mollar, Margarita (26 de septiembre de 2018). “El uso del espacio público”. Caminos y pueblos. [En línea] https://caminosypueblos.com/el-uso-del-espacio-publico/ [Consulta: 20 de septiembre de 2022]

(9) Ibíd

Agradecimientos: equipo de trabajo del Archivo Histórico de la provincia de Córdoba. Sociedad Italiana de Leones.

Fotografías: Sociedad Italiana de Leones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *