María Teresa García Ribero: religiosa, educadora y jueza de paz

Por Paola Simonini y Cristian Walter Celis (MuHLI).

María Teresa García Ribero nació el 19 de julio de 1918 en Leones (Córdoba), dentro de una familia tradicional y muy católica. Hija de Félix García Núñez y Paulina Ribero, sus hermanas y hermanos fueron: Francisco (“Paco”, sacerdote), Luis Jesús, José Antonio (sacerdote), María Inés, María Elena (“Pichón”) y Félix Alfonso (“Tito”). (1)

En la escuela primaria.

En Leones, cursó sus estudios primarios en la escuela de sus padres, “San Luis Gonzaga”, y luego llevó adelante el nivel medio en el Instituto “Hijas de María Inmaculada Concepcionistas Argentinas”, en Bajo Galán, de la ciudad de Córdoba.

Al finalizar el secundario, tomó los hábitos en el convento del colegio donde había estudiado. María Teresa fue admitida el 19 de febrero de 1938 y el 24 de febrero de 1945 hizo la profesión perpetua. El 17 de febrero de 1957 se retiró definitivamente del convento. Como consagrada, entre 1945 y 1957, adoptó el nombre de María Estella García Ribero (2).

“María Teresa fue religiosa desde los 17 ó 18 años, una decisión que tomó no por vocación sino por persuasión, por parte de las religiosas. A los 35 decidió elegir por sí misma su camino y se apartó del convento”, recordó su sobrina Ángeles Palacios.

Ma. Teresa (centro) vestida de religiosa, junto a su familia.

La familia de María Teresa era devota del “Corazón de Jesús”. Ángeles Palacios también comentó que en su casa, “todos los años se entronizaba la imagen del Santísimo y la familia se reunía a rezar el rosario a su alrededor. Luego, se repartía una copita de licor y emparedados para todos”.

Educadora y viajera

En Leones, el padre de María Teresa, Félix García Núñez, es conocido como el “Maestro García”, ya que fue uno de los impulsores de la educación en la localidad, a principios del siglo XX. En la actualidad, una calle lleva su nombre.

María Teresa continuó con parte de ese legado. Su título del secundario le permitía dar clases pero, además, en 1941 se recibió de Maestra Normal Nacional y Profesora de Teoría y Solfeo en la escuela normal mixta “Alejandro Carbó”, de la ciudad de  Córdoba. Tras dejar los hábitos, realizó cursos de lengua castellana y estudió Filología Española en la Universidad de Salamanca, durante un viaje que hizo por España. (3)

En un viaje por España.

A lo largo de 25 años, María Teresa se dedicó a la docencia. Dictó asignaturas como Castellano y Formación Cívica (4). “Trabajó como docente en la Escuela Nacional de Marcos Juárez y también en su ciudad natal”, sostuvo Adriana Reale, sobrina de María Teresa.  

Hasta 1957, Leones carecía de escuelas secundarias. Muchos y muchas jóvenes debían viajar diariamente hasta Marcos Juárez o Bell Ville para cursar ese nivel educativo.  Hacia 1958 comenzó a funcionar el Instituto Secundario “General José María Paz”, tras los trámites iniciados en 1956. (5)

Tiempo después, en 1962, inició el primer año del Instituto Secundario Comercial “General Manuel Belgrano”, cuya primera directora fue María Teresa. El 10 de abril de 1973, según decreto 8970/72, ambos institutos privados se fusionaron dando origen a la Escuela Nacional de Comercio y Bachillerato Anexo. (6)

A María Teresa también le gustaba mucho recorrer países y conocer otras culturas. “Ella viajó varias veces a Europa y a distintos países de América latina. Recorrió Argentina de La Quiaca a Ushuaia, en épocas en que no era tan fácil hacerlo y menos para una mujer sola”, recordó su sobrina Susana Reale desde Córdoba.

Jueza de paz

El 26 de noviembre de 1958, según decreto 2839 “Serie A”, el Ministerio de Gobierno e Instrucción Pública de Córdoba designó a María Teresa García Ribero como jueza de paz de Leones (7). Según archivos del Tribunal Superior de Justicia, la leonense se desempeñó en ese cargo hasta el 24 de enero de 1964.

Algunas fuentes cercanas aseguran que María Teresa habría sido “la primera jueza de paz del país”, pero hasta el momento la ausencia de archivos en el Juzgado de Paz local y la falta de disponibilidad de registros completos en la Oficina de Justicia de Paz del Tribunal Superior de Justicia no han permitido encontrar documentación que lo avale.

María Teresa García Ribero.

En base a recuerdos familiares, su sobrina Ángeles Palacios, comentó: “De su rol como jueza sólo tengo la referencia de que se enteró de su nombramiento en una cueva de Tornavacas, en Cáceres (España), donde estaba tomando un refrigerio con una prima española. Allí leyeron en un diario local que daba noticias mundiales un titular que decía “Se nombró en Argentina a la primera jueza del país: Srta. María Teresa García”. Sé que ejerció ese cargo en Leones con mucha responsabilidad y fortaleza”.

El final de sus días

En 1983, María Teresa se jubiló como docente (8). “En sus últimos años, se dedicó a compartir más tiempo con su familia reuniéndose de lunes a viernes a las 15 para matear con sus primas Isabel y Nora Comino. Los domingos, con su hermana “Pichón”, se dirigían a la casa de su hermana Inés, que vivía en la avenida Igoillo, y las tres Marías salían a caminar y a tomar un café en un barcito, de lo que hoy es el parador. También veía novelas por tv”, recordó Ángeles Palacios.

El 30 de marzo de 2008, María Teresa García Ribero falleció en Leones, pocos meses antes de cumplir 90 años. Desde su rol como religiosa, su amor a la libertad, su compromiso con la justicia y su tarea docente dejó un legado entre las mujeres de Leones que se destacaron en el siglo XX. (9)

 

Notas, fuentes y referencias bibliográficas:

(1) Datos aportados por Ángeles Palacios y Fabiola García, sobrinas de María Teresa García Ribero. Acta Nro. 27, tomo I, 31 de marzo de 2008, Registro Civil de Leones.

(2) Datos aportados por la hermana Rosa, en base al archivo del convento “Hijas de María Inmaculada Concepcionistas Argentinas”. 5 de diciembre de 2021.

(3) Legajo docente, Ministerio de Cultura y Educación, archivo ESCBA. Datos aportados por Ángeles Palacios y Susana Reale, sobrinas de María Teresa.

(4) Relevamiento de asignaturas en base al legajo docente, Ministerio de Cultura y Educación, archivo ESCBA.

(5) y (6) Núñez, Marta (1980). Leones, en el pasado y presente, pp. 319-321. Córdoba, Argentina: Offset Nis.

(7) Carta enviada por Dardo Oliva Cornejo, del Ministerio de Gobierno e Instrucción Pública de Córdoba al Juez de Paz Lego de Leones, departamento Marcos Juárez. Córdoba, 27 de noviembre de 1958. Archivo familiar de Susana Reale, sobrina de María Teresa.

(8) Legajo docente, Ministerio de Cultura y Educación, archivo ESCBA.

(9) Acta Nro. 27, tomo I, 31 de marzo de 2008, Registro Civil de Leones.

Agradecimientos: Archivo Histórico de la provincia de  Córdoba; Ángeles Palacios, Susana Reale y Fabiola García, sobrinas de María Teresa García Ribero; Margarita Mollar; ESCBA; Marisa Cavallero, Registro Civil Municipalidad de Leones; Soledad Carubín de Yazbek y Ricardo de Toro, Oficina de Justicia de Paz, Tribunal Superior de Justicia de Córdoba; Congregación “Hijas de María Inmaculada Concepcionistas Argentinas” (Córdoba).

Fotografías: Ángeles Palacios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.