¿Cómo fue que Leones se convirtió en ciudad?

Por Cristian Walter Celis* (MuHLI)

El texto original de este artículo fue publicado en la edición del periódico Nuevo Día del 14 de febrero de 2020, páginas 7 a 10.

“Elévese a la categoría de ciudad al pueblo de Leones…”, dice el artículo 1º de la ley provincial N◦ 4751, sancionada el 18 de agosto de 1964 en la Cámara de Diputados de la Legislatura de Córdoba. Esa simple oración sintetiza el trabajo que, durante meses, llevó adelante un grupo de funcionarios radicales ligados a Leones.

El puntapié lo dio el proyecto presentado por el ex senador leonense Eduardo Martina. Tras lograr la sanción de la ley provincial en agosto de 1964 en la Legislatura, el 20 de febrero de 1965 el ex intendente Pedro Zanotti hizo la declaración oficial en Leones. En ese acto multitudinario también quedó inaugurado el Monumento a la Madre y la plaza homónima, en el marco de la 9º Fiesta Nacional del Trigo.

El historiador francés Pierre Nora afirma que un lugar de memoria es aquel donde “se cristaliza y se refugia la memoria” (1) de una comunidad. Por eso, en Leones, el Monumento a la Madre -más allá de su alegoría y diseño- simboliza un momento clave de la historia local.

Este artículo es el resultado de una investigación realizada con motivo del Día Nacional de los Monumentos 2019. A través de fuentes periodísticas locales y provinciales, testimonios y documentos de los archivos de la Legislatura de Córdoba, la Municipalidad de Leones, la Fiesta Nacional del Trigo, el Museo Caraffa (Córdoba) y de las familias Zanotti y Tosello, el estudio pone en valor un monumento que representa un hito del pasado de los y las leonenses.

De pueblo a ciudad

El 7 de agosto de 1964, el Senado de la provincia de Córdoba trató el proyecto de ley presentado por el radical Eduardo A. Martina, oriundo de Leones. El texto proponía elevar a la categoría de ciudad a esta localidad. Tras diversos discursos, la propuesta fue aprobada. Más allá de la cantidad de habitantes, la mayoría de los argumentos resaltaron el carácter progresista de esta población, sede de la Fiesta Nacional del Trigo desde 1957.

En esa oportunidad, el ex senador Vicente M. A. La Roca dejó aclarado: “En la legislación vigente se carece del instrumento legal que determina con exactitud en qué momento una localidad pasa a la categoría de ciudad, por lo que queda a criterio del legislador determinar esas condiciones”. (2)

Por su parte, Martina aseguró: “De acuerdo con los datos suministrados por reparticiones técnicas, la población actual, urbana y rural, asciende aproximadamente a 12.000 habitantes, de los cuales 9.000 corresponden a la zona urbana. Si bien esta cifra se acerca a lo que comúnmente se requiere para tener categoría de ciudad, ello no constituye su principal fundamento. En efecto: éste va a estar dado por la importancia que Leones ha adquirido en los últimos tiempos como centro de desarrollo económico, político y cultural”. (3)

El 18 de agosto de ese año, el proyecto fue tratado por la Honorable Cámara de Diputados. Finalmente, tras la aprobación por parte de senadores y diputados, el Poder Ejecutivo provincial promulgó la ley mediante el decreto N◦ 2117 “A”, con fecha del 24 de agosto de 1964. La ley N◦ 4751, en su artículo 1º, establece: “Elévase (sic) a la categoría de ciudad al actual pueblo de Leones del departamento Marcos Juárez, con el radio que le marca su correspondiente municipio”. (4)

La plaza donde se dio la buena noticia

Meses después de la sanción de la mencionada ley, durante el verano de 1965, Pedro Zanotti comunicó la declaración oficial en un acto público. Si bien Leones contaba con el aval para ser reconocida ciudad desde hacía meses, faltaba anunciarlo ante la comunidad, gritarlo a los cuatro vientos. Ese acontecimiento ocurrió el 20 de febrero de 1965, en el marco de la Fiesta Nacional del Trigo.

Desde hacía tiempo, Zanotti buscaba mostrar el perfil moderno de la localidad a través de sus espacios públicos. Entre varias ideas, se había planteado la remodelación del sector aledaño al edificio municipal y la creación de una nueva plaza, sobre Avenida del Libertador al 650. Así fue como la inauguración de la actual Plaza de la Madre y del Monumento a la Madre sirvió de marco para anunciar la declaratoria de ciudad ante la sociedad leonense.

Colocación del monumento / Colección MuHLI.

Ubicada contigua a la Municipalidad, hasta febrero de 1965, lo que hoy conocemos como Plaza de la Madre era un espacio público dividido en dos sectores por una callejuela: la Plaza Norte-Plaza Colón y la Plazoleta San Martín, ya que allí se encontraba el busto del prócer que desde 1979 está en la Plaza 25 de Mayo. (5)

La remodelación estuvo a cargo del arquitecto y paisajista Carlos David y del ingeniero agrónomo Santiago Cressi, por encargo del ex intendente Pedro Zanotti. En 1964, tras la aprobación de los planos y maquetas por parte del Concejo Deliberante, comenzó la remoción de tierra y el cierre de la calle divisoria. A su vez, se extrajeron eucaliptus y un rosedal ubicado en la parte posterior. (6)

Estos trabajos incluyeron la reforestación y la parquización de gran parte del terreno con árboles autóctonos. Para conformar la nueva plaza, se diseñaron veredas con escalones y pisos de piedra laja riojana, que aún se pueden apreciar al caminar bajo las frondosas arboledas. En esa oportunidad, también se instalaron columnas de alumbrado con lámparas de vapor de mercurio, toda una medida innovadora por esos años. Así fue como durante varios meses, esa zona de Leones estuvo llena de obreros y camiones.

La madre trabajadora

Durante muchas décadas, el sector contiguo al edificio municipal había albergado sólo el busto del general San Martín. Sin embargo, ante la renovación de la plaza, Zanotti dispuso la instalación de otro monumento de grandes proporciones, en homenaje a las madres. La obra fue encargada al artista cordobés Jorge Delfín Tosello (ver aparte) y costó 150 mil pesos de esa época. (7)

Tosello esculpiendo el monumento / Flia. Tosello.

En el Archivo Municipal aún se puede leer correspondencia que el escultor mantuvo con Zanotti y otros papeles que describen aspectos técnicos del monumento realizado en mármol travertino del Norte cordobés. La escultura mide 3,20 metros de altura y pesa nueve toneladas (8). El archivo de la familia Tosello conserva varias imágenes, donde se lo puede ver esculpiendo el mármol con cincel y martillo, en su taller de Córdoba.

Según datos relevados en archivos públicos y privados, la escultura representa a una madre junto a su hija, quien la toma por la cintura. Se trata de una madre trabajadora, alegre y luchadora. En el discurso de inauguración, Zanotti dijo: “No se quiso hacer una madre hermosa, joven, sino simplemente una MADRE de trabajo, de lucha: de rasgos cansados pero alegre…” (9) Esa idea también aparece en folletos sobre la trayectoria de Tosello. En ese caso, el monumento de Leones es mencionado como “Maternidad en el Trabajo”. (10)

En su libro Leones, en el pasado y presente, Marta Núñez relaciona la figura de la escultura con una “madre india, de pie, con su hijo que la tiene tomada de la cintura” (11). Sin embargo, tanto los discursos de autoridades como el material de archivo en ningún momento mencionan algún dato técnico o testimonio que avale esa hipótesis. El argumento tampoco fue confirmado por familiares del escultor, de allí que creemos que se trata de una interpretación errónea de Núñez, inspirada en los rasgos de la obra.

Al observar con detenimiento la base de la escultura, en cambio, encontramos tres inscripciones talladas en el mármol: “Tosello”, apellido del autor; “1965”, año de inauguración; “Madre”.

En el catálogo del monumento (12) aparecen estas descripciones:

– La figura representa a una madre junto a su hija.

– Se trata de una “mujer madura, tranquila pero vigorosa”. Mezcla de serenidad con firmeza.

– La madre y su hija están fundidas en un solo volumen, dando la imagen de un solo cuerpo.

– A nivel conceptual, el autor buscó dar la idea de la sucesión de generaciones a través de la mujer. En el costado izquierdo se aprecia un eslabón que forma el brazo poderoso de la madre unido al de su hija. “Eslabón de una cadena que surge con la humanidad y se proyecta hacia el infinito”, afirma el texto del catálogo.

– La escultura también tiene un perfil espiritual. En su costado derecho, entre el brazo de la madre y de la hija, hay un arbotante de catedral gótica que representa la espiritualidad de la mujer.  

– En general, la escultura se destaca por sus formas geométricas y líneas simples, sin detalles innecesarios. El autor buscó concentrar toda la atención en la parte superior, especialmente en la cabeza de la madre.

Un día histórico

En el verano de 1965, Leones ya había sido categorizada como ciudad y contaba con una nueva plaza junto a un inmenso monumento. Solo faltaba que el intendente de ese momento, destacado por sus ansias de progreso, pusiera en valor todos esos logros en un acto público. ¿Y qué mejor momento para hacerlo que durante la 9º Fiesta Nacional del Trigo, el evento que le otorgaba fama nacional a la nueva ciudad?

Remodelación de la plaza / Colección MuHLI.

El acto se llevó a cabo durante el atardecer del sábado 20 de febrero de 1965 ante una gran cantidad de público. Ese día, Zanotti leyó la declaración oficial de ciudad y dejó inaugurada la nueva plaza junto al Monumento a la Madre. Pero no estuvo solo, entre otros ex funcionarios lo acompañaron el vicegobernador de Córdoba, Hugo Leonelli; el ministro de Agricultura y Ganadería de la Nación, Walter Kugler, y el vicepresidente de la Nación, Carlos Humberto Perette, quien desde 1963 estaba a cargo del Poder Ejecutivo de Argentina junto al presidente radical Arturo Illia (13).

El sábado 20, Perette llegó a Leones en un avión militar, apenas pasadas las 19. Durante el evento, el ex Vicepresidente elogió a la nueva ciudad cordobesa: “Leones, capital nacional del trigo, su triunfo es el de todos los pueblos de la provincia, merecía hace tiempo la condecoración de ciudad, porque sus hijos vienen empujando desde abajo, hacia el logro de las grandes realizaciones de la patria”. (14)

El ex funcionario nacional también se refirió al monumento: “Leones –continuó- es la capital del campesinado de la república, auno a esta imagen gubernativa, la presencia siempre vívida de la madre, de todas las madres de la tierra ésta, que es la cuna de la familia, es también la cuna de la democracia y de la historia, por eso -manifestó- estos altares a la madre, tienen el significado de un mensaje que esta generación lega a los hombres del mañana”. (15)

Recorte de La Voz del Interior.

Esa noche, una leonense, en representación de las madres locales, acompañó a las autoridades que habían llegado desde distintas partes. Se trataba de Carmen viuda de Núñez, de 76 años. Doña Carmen tenía seis hijos, 16 nietos y tres bisnietos. La revista Sucesos afirma que, al ser saludada por el ex vicepresidente Perette, ella dijo: “Doctor, aquí soy una hija que vengo para saludar en este monumento a mi madre”. (16)

Luego del acto en la Plaza de la Madre, las autoridades se dirigieron a la Plaza 25 de Mayo, donde también quedó inaugurado el busto a Ramón Infante, primer intendente de Leones. Esa noche, quedó habilitada la vía blanca de la avenida Fernando Igoillo, el principal acceso al sector céntrico.

Así fue como esta localidad del Sudeste cordobés quedó declarada oficialmente ciudad y la Plaza de la Madre con su monumento homónimo se convirtieron en un lugar de memoria. Cada febrero, cuando la ciudadanía se prepara para una nueva edición de la Fiesta Nacional del Trigo, la plaza y esa enorme madre de mármol travertino nos recuerdan que allí ocurrió este hecho tan importante de la historia local. El próximo 20 de febrero de 2020 se cumplirán 55 años de ese acontecimiento.

Tosello, el cordobés que dejó su marca en Leones

Jorge Delfín Tosello fue el autor del Monumento a la Madre por encargo del ex intendente Pedro Zanotti. El escultor nació en Córdoba el 27 de julio de 1924 y falleció el 31 de enero de 1987 en la misma ciudad. Inició sus estudios en el Taller de Unión de Plásticos (Escuela Jerónimo Luis de Cabrera) en 1938. En 1950, obtuvo el título de Profesor de Escultura y Dibujo en la Escuela Provincial de Bellas Artes “Figueroa Alcorta”. Ejerció la docencia, participó de salones en el país y Brasil, fue jurado y organizó exposiciones.

Entre sus obras, se destacan esculturas en hierro y piedra. Sus trabajos figuran en colecciones oficiales y privadas y en espacios públicos del interior. Algunas de sus esculturas importantes son el “Monumento al Indio Americano”, en Villa Allende, y “Maternidad en el Trabajo”, en Leones (17). En esta ciudad también realizó el busto (cabeza en bronce fundido) de Ramón Infante, que está ubicado en la Plaza 25 de Mayo.

Notas y referencias bibliográficas:

(1) Nora, Pierre (1984). Les Lieux de Memoire; 1: La Republique. París: Gallimard.

(2), (3) y (4). Archivo de la Cámara de Senadores de la provincia de Córdoba (1964). “Diario de Sesiones”, tomo 1, pp. 638-641. Córdoba, Legislatura de Córdoba.

(5) y (6). Cartel informativo del Equipo de Historias Populares Cordobesas (2006). Mollar, Margarita (2018, 25 de octubre). “Leones: plazas y monumento”. Caminos y pueblos. [En línea] https://caminosypueblos.com/leones-plazas-y-monumentos/ [Consulta: 26 de abril de 2019]

(7) y (8). Mollar, M. Ídem; Archivo de la Municipalidad de Leones (1964). “Decreto Nº 473/64” y “Ordenanza Nº 26/64”. Leones.

(9) “Pinceladas de oro leonense…”. Sucesos, N◦ 10, febrero de 1965: p. 4. Leones. Las mayúsculas son del original.

(10) Archivo del Museo “Emilio Caraffa”. “Legajo de Jorge Delfín Tosello”. Córdoba.

(11) Núñez, Marta (1980). Leones, en el pasado y presente (p. 220). Córdoba, Argentina: Offset Nis.

(12) Archivo de la Familia Tosello (1965). Catálogo “Presentación Monumento a la Madre”. Córdoba.

(13) La Voz del Interior, 21 y 22 de febrero de 1965. El ex presidente Illia no participó de la inauguración del monumento. Llegó a Leones un día después, el domingo 21 a las 14 horas, para encabezar los actos centrales de la Fiesta Nacional del Trigo.

(14) y (15) Diario Córdoba, 21 de febrero de 1965.

(16) “Pinceladas de oro leonense…”. Sucesos, N◦ 10, febrero de 1965: pp. 4-5. Leones.

(17) Breve biografía reconstruida a partir de datos aportados por la arquitecta Belén Tosello, nieta del escultor, y el legajo de Jorge Delfín Tosello que se encuentra en el Archivo del Museo Provincial de Bellas Artes “Emilio Caraffa” (Córdoba).

Agradecimientos: Natalia Ceballos (Municipalidad de Leones), Juliana Colazo (Legislatura de Córdoba), Claudia Zanotti y familia, Margarita Mollar, María Alejandra Gallo, legislador Miguel Majul, Legislatura de Córdoba, ex intendenta Lorena Bussi, Belén Tosello y familia, Germán y Nicolás Margherit, Mabel Celis, Alejandro Montemartini, María Florencia Aravena, Laura Ayala (Archivo La Voz del Interior), Romina Otero (Archivo Museo “Emilio Caraffa”), Fabiana Garetto y Eduardo Lombardi (Archivo Fiesta Nacional del Trigo), Aldo Pandolfi (revista Sucesos), Archivo del Círculo Sindical de la Prensa (CISPREN), Roberto Ortega y Natalia Hernández (Archivo de la Legislatura de Córdoba).

* Cristian Walter Celis es Licenciado en Comunicación Social e investigador adscripto del proyecto “Usos del pasado en la Argentina contemporánea…”, dirigido por la Dra. Marta Philp y el Dr. Eduardo Escudero (CIFFyH, UNC), http://blogs.ffyh.unc.edu.ar/usosdelpasado/

Fotografía principal: Paola Simonini (MuHLI).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.